Bases idóneas para 28mm y cuestión de turnos

 Una de las cosas que me estoy planteando es la idea de no usar para mi juego regimientos con miniaturas individuales, sino  por bases (ya que todo el que haya jugado a WFB sabrá perfectamente el coñazo que es jugar sin bandeja de movimiento, y ahora más con el temita de los reimientos kilométricos) sino emplear bases con cierto tamaño donde cabria un determinado número de minis.

La idea entonces seria emplear un determinado número de bases por cada “regimiento”(lo coloco entre comillas ya que ese término lo tengo reservado para una unidad en formación cerrada)

Para una escala de 28mm, he estado dias buscando el tamaño adecuado y creo que he dado con la solución: 60cm de ancho x 40m de largo. Posteriormente cada jugador adaptaría las bases para su ejercito siempre que queden lo más representativas posibles (como dato adicional, los tipos horda, formación abierta y regimiento vendrán de serie para la unidad, y dudo que se suelan intercambiar entre unidades, ya que el equipo que llevarían las unidades)

Por ejemplo, un regimiento debería tener un mínimo de 2 bases y las miniaturas estarían dispuestas de tal manera que parecieran un regimiento en la peana (por ejemplo, un regimiento de enanos con arma de mano y escudo tendría en cada peana 6 enanos de forma que dieran ese aspecto de regimiento. Por contra, una horda dispondría de un mínimo de

Una intención mía es dar beneficios y desventajas a los distintos tipos de formaciones básicas (desde su tamaño hasta las opciones que tenga en la batalla, por ejemplo, una horda es muy dañina en cuerpo a cuerpo , sin embargo dispondría de muy pocas órdenes a su alcance así como de una peor disciplina (además, conforme una unidad posea más bases, pese a que eso sea una ventaja en cuerpo a cuerpo, más tenderán a ignorar las ordenes de los superiores)

El grupo de mando y la cadena de mando: Quiero darle a este elemento una utilidad más evidente de la que se da en otros juegos. Por ejemplo, habría 2 tipos de lideres de unidad: héroe y oficial. El héroe o campeón daría pegada a la peana en la que se encuentre y generalmente iría en la unidad frontal y podría morir junto a su base antes de lo normal (perdiendo esa peana ese bono al combate) mientras que por otro lado tendríamos al oficial. Dicho individuo, sería el encargado de dar las órdenes sin necesidad de  depender de un oficial superior a distancia que dicte las órdenes (e el caso de no-muertos la cosa será distinta)

El músico ayudaría al mando permitiendo la repetición de tiradas de mando de la unidad mientras que el estandarte el de las de moral, puesto que les recuerda por aquello que luchan.

Ahora entramos en el tema de la secuencia del turno. Un dilema que aun me carcome. Por un lado se podrían ir alternando los jugadores dando ordenes alternativamente a las distintas unidades o por contra, que  un jugador juegue y después el otro. Lo que tengo claro, es que una unidad podrá hacer 1 cosa por turno o ronda (lo cuál deja en el aire la posible duración del encuentro, a la espera de ver cómo se puede optimizar en la fase beta, o dejar ésto en manos del jugador aunque esto perjudicaría la forma de obtener la victoria, o no, ya que planeo un sistema con misiones, aparte del típico escenario aniquilación, como por ejemplo)

De todas formas, ya se verá en qué acaba la cosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: